Mitos y Realidad sobre la Alta Resolución en Audio

Mitos y Realidad sobre la Alta Resolución en Audio

Como mencionamos anteriormente el sonido de alta resolución ha estado volviéndose una tendencia. Permitiéndonos disfrutar de una mayor calidad de audio, aunque con menor comprensión.

Las discográficas se encuentran implementándolo y vendiéndolo a través del internet. Como todos adoramos la música, aspiramos a disfrutar de esta con la máxima calidad posible. Los fundamentos técnicos dejan en claro que existe la alta resolución en el audio.

Pero en el caso de los CD no se indica en ningún momento la calidad que estos poseen. Esta información no es clara para el consumidor promedio.

Pero pese a que existen argumentos sólidos que respaldan al Hi-res, no queda del todo clara su superioridad. Esto lo podemos observar ya que actualmente en el mercado, las empresas siguen optando por la venta de CD estándar.

¿Cuál es la resolución habitual del audio en un CD?

Actualmente sí tu reproductor no es muy antiguo, el audio que estarás reproduciendo será en una frecuencia de muestreo de 96 kHz. En los dispositivos más avanzados o Hi-res, la frecuencia de muestreo es de 192 kHz.

Lógicamente para poder disfrutar de este último se necesita una buena maquinaria. Pero en cuanto a frecuencia de muestreo podemos observar una gran diferencia.

Por eso el internet se ha vuelto la clave del éxito para poder disfrutar de frecuencias superiores a los 96 kHz. Esto es debido a que los CD tienen un límite y no poseen un almacenamiento ilimitado.

¿Qué necesitamos para reproducir Audio en alta Resolución?

Para poder aprovechar al máximo y reproducir audio en alta resolución, es necesario incorporar un nuevo reproductor capaz de procesar ficheros de 96 kHz y 24 bits. Estos incorporan una serie de suicitos que son los encargadas de recibir la información.

Es imposible con un reproductor convencional antiguo el poder decodificar estos formatos.

En definitiva: Sí existe una diferencia real entre el audio convencional y el Hi-res. La razón por la que actualmente no podemos disfrutar correctamente de este es por los requisitos para su reproducción.

Las discográficas han optado por venderlo en internet, debido a que considerar que el consumidor estándar solo necesita de 96 kHz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *